Descripción del proyecto

Síndrome visual informático – digital (SVI-D)

Boletín Salud N° 21 011

Es posible haber oído decir que, mirar la computadora, celular u otra pantalla digital por largo tiempo dañará permanentemente sus ojos. Afortunadamente, eso realmente no es cierto. Sin embargo, es posible que note cierta incomodidad o efectos nocivos de estar viendo mucho tiempo una pantalla. Para muchos, el tiempo de conexión comienza inmediatamente después de abrir los ojos en la mañana. Un estudio realizado por Deloitte en 2017 reveló que para el 30 por ciento de los encuestados el tiempo que transcurre desde que se despierta hasta que revisa su celular es de menos de cinco minutos.

El síndrome visual informático es un trastorno provocado por el sobreesfuerzo de los ojos como consecuencia de un uso prolongado de las pantallas electrónicas: computadora, tabletas, teléfonos móviles, consolas de videojuegos, etc.

La Academia Americana de Oftalmología ha explicado que cuando estamos frente a una computadora por largos periodos de tiempo, los ojos parpadean menos que cuando realizamos otra actividad de cerca. Según los expertos, el escenario ideal es realizar de 15 a 20 parpadeos por minuto. Cuando disminuye el parpadeo aumenta el tiempo de evaporación de la lágrima, produciéndose resequedad ocular, provocando fatiga visual y ardor ocular. En la mayor parte de las ocasiones no se llega a ser consciente de los síntomas que nos puede acarrear el fijar la mirada en exceso.

La Sociedad Española de Oftalmología avisa de que si no llevamos la graduación o corrección adecuada, el esfuerzo muscular para mantener una imagen nítida puede producir dolor ocular y de cabeza.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) clasificó dentro del grupo de enfermedades laborales la fatiga ocular causada, en algunos casos, por el esfuerzo muscular al usar pantallas. Aunque estas anomalías son en la mayoría de las ocasiones subsanables y transitorias es bien sabido que son causa de un gran porcentaje de baja laboral y de reducción en el rendimiento. Son trastornos derivados de trabajar con la computadora, pero no motivados por ella. Es decir, la computadora no suele causar estos problemas; “el origen de los mismos se encuentra en un abuso o mal uso del aparato”.

Los principales síntomas del síndrome son: visión borrosa, visión doble, fatiga ocular, fobia a la luz intensa, lagrimeo, sequedad ocular, ojos rojos, rigidez y dolor de hombros, molestias en el cuello, espalda, brazos, muñecas y manos, picor e hinchazón facial, cefaleas, náuseas, mareos y vértigo.

Finalmente, la Academia Americana de Oftalmología propone las siguientes recomendaciones para frenar los daños que puede provocar el uso inadecuado de la computadora:

*Siéntese a una distancia aproximada de 60 centímetros de la pantalla de la computadora, y colóquela de tal forma que pueda mirarla levemente hacia abajo.

*Reduzca el brillo de la pantalla iluminando el área de trabajo adecuadamente, y use un filtro para pantallas si es necesario.

*Escriba una nota que diga ‘¡Parpadee!’, péguela en la computadora como un recordatorio.

*Usa la regla ’20-20-20′, esto significa que cada 20 minutos se eche un vistazo a un objeto que esté a unos 6 metros de distancia, por unos 20 segundos.

*Emplea el uso de lágrimas artificiales para refrescar los ojos cuando los sienta secos.

*Realice pausas activas visuales.

Por último, recordemos que, en sí mismas, las pantallas electrónicas no son nocivas para el ojo humano. En realidad, los efectos adversos tienen más que ver con la forma como se utilizan las pantallas, en especial la ausencia o insuficiencia de las pausas necesarias.

Leer más: https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-afecta-ordenador-vista-tips-contrarrestar-danos-20190624082134.html

https://www.tuoptometrista.com/sindrome-visual-informatico-digital/sintomas-del-sindrome-visual-informatico-digital-svi-d/