Descripción del proyecto

 

AGUA PARA LA PAZ

 

Boletín de Ambiente N° 24 005

El agua es un recurso fundamental que sustenta la vida en nuestro planeta. Desde los océanos hasta los ríos y los lagos,  indispensable para el bienestar humano, la agricultura, la industria y los ecosistemas. Sin embargo, a pesar de su vital importancia, la gestión sostenible del agua enfrenta numerosos desafíos, como la escasez, la contaminación y la sobreexplotación de los recursos hídricos.

A medida que aumentan los impactos del cambio climático y crece la población mundial, se hace cada vez más urgente la necesidad de unir esfuerzos para luchar contra esta tendencia y conservar nuestro recurso más preciado. Esto es especialmente crítico dado que la salud pública y la prosperidad, los sistemas alimentarios y energéticos, la productividad económica y la integridad ambiental dependen del buen funcionamiento y la gestión equitativa del ciclo del agua.

Este año, el Día Mundial del Agua se enfocó en el lema “Agua para la paz”, haciendo hincapié en la importancia del papel del agua en la promoción de la armonía y la prevención de conflictos. La Organización de las Naciones Unidas explica que el agua es un elemento que puede ser, tanto una fuente de unión como un punto de discordia entre comunidades, especialmente cuando su acceso es desigual o escaso. Existe un dato alarmante: solo 24 países que comparten ríos, lagos y acuíferos con sus países vecinos tienen acuerdos de cooperación respecto a los recursos hídricos compartidos.

Es de vital importancia tomar conciencia acerca de este tema:

  • Desde el año 2010 la Organización de las Naciones Unidas reconoce al agua como un derecho humano.
  • Se estima que más de 2.000 millones de personas alrededor del mundo no tienen acceso directo a fuentes de agua potable y unas 4.500 millones no disponen de un sistema de saneamiento seguro para el consumo de agua, contribuyendo a la propagación de enfermedades.
  • Anualmente fallecen 3,5 millones de personas debido a enfermedades relacionadas con la calidad del agua.
  • Se proyecta que dentro de dos décadas se incrementará más del 50% la demanda de agua a nivel mundial.
  • El 80% de las aguas residuales por consumo humano son vertidas sin el adecuado tratamiento, contaminando ríos y mares.
  • El cambio climático genera destrucción, contaminación y sequía en las fuentes de agua naturales.

Todos debemos proteger el agua. Recuerda que cada pequeña acción cuenta para preservar este valioso recurso.

En tu hogar:

  • Repara las fugas de agua en grifos y tuberías.
  • No dejes el grifo abierto mientras te cepillas los dientes o lavas los platos.
  • Reutiliza el agua de cocción de alimentos para regar plantas.
  • Participa en limpiezas comunitarias de playas.
  • Evita el desperdicio de alimentos para reducir la huella hídrica.
  • No viertas productos químicos ni aceite en el desagüe.

¡Juntos podemos proteger el agua para las generaciones futuras!

 

Fuente:

https://www.iberdrola.com/sostenibilidad/dia-mundial-agua

https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-mundial-agua