Inelectra

Historia

inelectra fue creada en 1968, con una clara visión de expansión y liderazgo en ingeniería y construcción que le ha llevado a ocupar una posición relevante en este negocio. De pequeña empresa que ofrecía servicios profesionales para proyectos electromecánicos, se transformó en una corporación capaz de asumir la responsabilidad integral en todas las fases de ejecución de un proyecto mayor, que incluyen diseño, construcción, arranque y puesta en operación.

La historia comienza cuando Rubén Halfen y Moisés Niremberg fundan en Caracas, Venezuela, una empresa de ingeniería bajo la figura de Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL). En 1969 se incorpora Luis Bertand Soux a la sociedad de profesionales que impulsaron su evolución hacia una corporación líder en el desarrollo de soluciones técnicas integrales de alto valor para el sector energético.

El nombre de inelectra se deriva de Ingenieros Eléctricos Asociados porque en los inicios se pensó prestar servicios solamente a ese sector. Sin embargo, el escenario fue cambiando y rápidamente se convirtió en una empresa de ingeniería multidisciplinaria que incorporó posteriormente la construcción.

Hay dos hitos fundamentales en la historia temprana de inelectra. El primero fue la contratación en 1970, con apenas dos años de existencia y una nómina de menos de quince empleados, del diseño de la Planta de Generación de Vapor y Electricidad y las redes eléctricas del Complejo Petroquímico Zulia de Pequiven, en El Tablazo, estado Zulia, donde la transnacional M. W. Kellogg era contratista general. El segundo fue la construcción entre 1978 y 1980 del actual edificio sede en Santa Paula, Caracas, el primero de una empresa consultora venezolana.

Los logros de inelectra han sido producto de la habilidad para identificar oportunidades en los mercados y concebir acertados planes estratégicos, siempre en el marco de una actuación inspirada en valores y principios que la han diferenciado desde el primer día, como el profesionalismo, transparencia, honestidad, calidad, seguridad, conciencia activa de respeto al ambiente y responsabilidad social hacia las comunidades con las que trabaja.

La permanente visión estratégica ha llevado a inelectra a asumir riesgos con gran responsabilidad, convirtiéndola en empresa pionera en aportes a la historia de la ingeniería y construcción industrial.

Esto ha sido posible con el respaldo de una organización eficiente y productiva, integrada por individuos involucrados con el cumplimiento de las metas y el desafío permanente de multiplicar las ventajas competitivas y afianzar el liderazgo.

Ante los importantes cambios estructurales que ha debido enfrentar como parte de la dinámica de crecimiento, sus principios y valores se han mantenido intactos, convirtiéndose en el factor principal para ganar la confianza y el apoyo de sus empleados, clientes, accionistas y relacionados.

inelectra es en la actualidad una corporación con imagen y reputación de excelencia, calidad, capacidad y cumplimiento, con visión de compromiso a largo plazo.